jueves, 3 de septiembre de 2015

RENUNCIA OTTO PÉREZ MOLINA A LA PRESIDENCIA

Anoche, miércoles 2 de septiembre, aproximadamente a las 19:00 Hrs., Otto Pérez Molina firmó su carta de renuncia a la Presidencia de la República, misma que poco antes de medianoche fue recibida en el Congreso de la República. Hoy, a las 07:00 Hrs., se reúne de urgencia nacional la Junta Directiva para conocer oficialmente el asunto. Siendo las 14:30 Hrs.,  fue juramentado en el hemiciclo parlamentario como nuevo Presidente de la República el ciudadano Alejandro Baltazar Maldonado Aguirre, quien ocupaba el cargo de Vicepresidente desde el 14 de mayo en sustitución de la Vicepresidenta Roxana Baldetti Elías, quien también tuvo que renunciar al cargo por estar vinculada al caso de defraudación aduanera conocido como "La Línea".

Es un momento trascendental e histórico para Guatemala, comparable con la gesta revolucionaria del 20 de octubre de 1944. Después de 19 semanas de multitudinarias y pacíficas protestas en Plaza de la Constitución frente al Palacio Nacional de la Cultura y en otros lugares del territorio nacional, el clamor del pueblo consigue un triunfo que hace pensar en un nuevo amanecer para nuestra democracia.

Hace 3 días escribí el siguiente mensaje en Facebook, que ahora publico en este blog como constancia de mi pensamiento:

EL PROBLEMA ES 
QUE NO SE LE CREE

Por más que diga, por más que haga. Después de su "conferencia de prensa" del 31 de agosto 2015. A pesar de su poco natural actitud de mansedumbre y aparente tranquilidad. Era como ver una mala actuación, premeditada y ensayada muchas veces pero sin lograr la convicción que el cargo requiere. Es que hace rato que el traje de Presidente le queda muy grande.

Por más que diga, por más que haga. Su caso es como el del marido infiel, aunque solo haya sido una vez, el peso del pecado lo acompañará el resto de su vida, o hasta que la muerte nos separe. Ud. le ha sido infiel a Guatemala, prometió muchas cosas y poco o nada es lo que cumplió.

Por más que haga, por más que diga. Sus palabras suenan distantes, vacías, erráticas, lejos de la realidad. Sus palabras más parecen efímeras chispas que escapan de los escombros de su desgobierno.

Por más que haga, por más que diga. Los hospitales están sin medicinas y sin médicos, los pacientes se mueren todos los días. Las carreteras están en mal estado. La educación no ha mejorado, a pesar de las compras millonarias de mochilas inútiles, no hay refacción ni desayuno escolar. Los artistas y los quijotes de la cultura se han tenido que conformar con las migajas de un festín al que fueron invitados los chacales con cargo de asesores.

Por más que diga, por más que haga. El pueblo está muriendo de hambre. La carne, la leche, los huevos (que se comen no los que le faltan a Ud), el pan, son lujos que la mayoría no se puede dar. No hay empleo formal, y de eso se aprovechan los malos patronos y empresarios explotadores que abundan desgraciadamente.

Triste su caso señor, no me parece correcto decirle general ni mucho menos presidente. Ud. se aferra al "debido proceso", Ud. dice que no ha quebrantado la Ley. Ud. que se esmera en hacer de menos al pueblo que ha salido a las calles y a las plazas desde abril. Ud. que hace cuatro años no tenía tantas casas, chalets, naves aéreas, ni cuentas bancarias de más de seis dígitos, así como otros tantos lujos.

Ud., señor, cada día está peor. Por lo visto no ha perdido solo la dignidad y la decencia, también ha perdido la razón y el sentido común. Sinceramente, hágase un favor, RENUNCIE. No se lo pido por Guatemala, porque evidentemente nuestro país poco le ha importado. Que Dios lo perdone.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Las opiniones de nuestros distinguidos visitantes son BIENVENIDAS. Por favor, respetemos a los demás. Todo comentario ofensivo o denigrante será censurado. EL RESPETO AL DERECHO AJENO ES LA PAZ.