domingo, 5 de octubre de 2014

OCTUBRE MES CONSAGRADO A LA VIRGEN DEL ROSARIO

Esplendorosa con sua mejores galas luce el templo parroquial San Juan Bautista de la Ciudad de Amatitlán al dar inicio las celebraciones del mes de octubre, consagrado a la Virgen del Rosario "Patrona del municipio de Amatitlán".



Una elegante ornamentación general con predominio de cortinaje carmesí con bordes de encaje con aplicaciones doradas para el área de feligresía y cortinaje celeste con aplicaciones de estrellas plateadas, complementadas con preciosos arreglos florales en tonalidades amarillas y encarnadas. En el altar principal, la Madre de Dios y Reina del Cielo luce un vestido con combinación de colores azul, blanco y rojo con bordados dorados.



Desde muy temprana hora cientos de feligreses ha llegado al templo para participar en la misa de seis de la mañana oficiada por el párroco Gregorio Mendoza, con la asistencia del Díacono Juan José Oliva y cuatro seminaristas, así como por los ministros parroquiales.



Se vive y se siente el ambiente de fiesta y fervor religioso. A los costados del presbiterio, las banderas de Guatemala, Amatitlán, el Vaticano, y el Comité del Rosario. Un coro de música ameniza con alabanzas. Entre velas y veladoras, las oraciones de gratitud y de súplica salen al unísono de los labios de hombres y mujeres de toda condición social provenientes de los distintos sectores urbanos y rurales. También han sido decorados artísticamente los altares del Corazón de Jesús, de la Inmaculada Concepción, y uno en honor al Santo Rosario.



Vuelan las palomas desde el campanario y el sol irradia bendiciones sobre la ciudad del lago. Las mujeres que no asistieron a misa van y vienen del mercado, porque hoy es día de plaza. En el Salón San Martín se comparte el sabroso desayuno dominical que las piadosas manos de los servidores de distintos ministerios familiares han preparado con esmero.

Para la misa de nueve, van llegando poco a poco cientos de niñas vestidas de blanco y niños ataviados con su primer traje formal, llevan candelas y guantes blancos, rosarios y pequeños nuevos testamentos, para recibir por primera vez el pan de los ángeles. Es domingo de primeras comuniones.

Es nuestro Amatitlán de ayer, ahora y siempre, costumbrista y tradicional, en el corazón del país de la eterna primavera, junto al azul del lago y bajo el azul del cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Las opiniones de nuestros distinguidos visitantes son BIENVENIDAS. Por favor, respetemos a los demás. Todo comentario ofensivo o denigrante será censurado. EL RESPETO AL DERECHO AJENO ES LA PAZ.