martes, 23 de abril de 2013

LOS NIÑOS VISITANTES DE PALENCIA Y DE CALDERAS - Tradición de 134 años


Fue el 30 de abril de 1879 cuando Pablo Luna Cáceres y su esposa María Dolores Ferrer iniciaron la tradición de darle la bienvenida y recibir en sus hogares a las imágenes del Niño Dios que venían, a la ciudad de Amatitlán, desde otras poblaciones:

1. Aldea Los Tecomates, Palencia; 2. Aldea Lo de Ramírez, Villa Nueva; 3. Finca El Zarzal; 4. Aldea Calderas, Amatitlán; 5. Aldea Don Justo, Santa Catarina Pinula; y 6. Finca Belén. En total eran SEIS imágenes que llegaban a visitar al Niño Dios de Amatitlán.

Por diversas razones, algunas de las imágenes dejaron de ser traídas en visita. Fuera por decisión de las familias encargadas de su custodia o porque ya no hubo familias que las recibieran en Amatitlán.

Se sabe que las imágenes de los Niños Visitantes no tienen dueño legal, sino solamente un encargado vitalicio, que a su fallecimiento le sucede en el cargo un hijo o pariente cercano.[3]

La bienvenida al Niño Dios de Los Tecomates, Palencia, en el barrio La Cruz de Amatitlán, desde 1879 hasta 2012 ha pasado de generación en generación:

·         De don Pablo Luna Cáceres y doña María Dolores Ferrer (1)
·         a su hija Piedad Ferrer y su esposo José Paredes (2),
·  luego a su nieta Basilia Paredes Ferrer de Aguilar “doña Chila” (1908-2001) y su esposo Justo Aguilar (3),
·     ellos fueron padres de Arístides Aguilar Paredes quien junto a su hija Carmen Leticia Aguilar González de Hernández y su esposo Marcial Hernández G. son quienes la mantienen vigente, desde 1987 a la fecha (4).
·    Sus hijos Erick Marcial Hernández Aguilar y Diana Leticia Hernández Aguilar (5).

El Niño Dios de Calderas ha sido recibido por:

·         Basilio Aguilar y doña Margarita Ortiz
·         Dolores Aguilar de Peralta “doña Lola”, quien nació en 1894, al fallecer el 19 septiembre 1993 heredó la tradición a su hija:
·         Victorina Peralta Aguilar “doña Toyina”, desde 1994,
·         a partir del 2010 por Coralia de Jesús López Peralta y sus hijos Pedro Almeda López y Lorna Coralia Almeda López.

Según Guzmán Monasterio, el centenario de la tradición de los Niños Visitantes debió celebrarse en 1979 pero, por falta de organización, se celebró hasta en el año 1980, cuando gobernaba el alcalde municipal Prof. Eduardo Mirón Cáceres.

A partir de entonces, los Niños Visitantes son recibidos en el Parque Las Ninfas frente al lago, en la capilla que los comerciantes de la playa principal construyeron para esta ceremonia; dándose cita vecinos devotos y amantes de nuestras costumbres y tradiciones, autoridades municipales, reinas de la Feria, banda de música, y algunos invitados especiales, organizándose en procesión para recorrer la calle del teleférico, luego pasando frente al estadio municipal y campos de la feria, hasta el barrio La Cruz.

Con palabras sencillas y llenas de emoción, doña Chila Paredes Ferrer de Aguilar compartió este mensaje. “Mi familia estaba integrada por personas respetuosas de Dios y amantes de la historia. Mis abuelos y mis padres me tomaron de la mano y depositaron en mí grandes virtudes de fe, esperanza y amor. Hoy a mis 93 años de edad, en los umbrales de mi vida, son un consuelo a mi pena. Les dejo a los amatitlanecos esta bonita tradición. Ojalá que la hagan suya, que nunca la olviden y que siempre la apoyen, para seguir adelante con lo que fundaron Pablo Luna y Dolores Ferrer”.[4]

Leticia Aguilar de Hernández, recuerda: “Mi abuelita contaba que a la edad de quince años sus padres le dijeron que no le iban a dejar ninguna herencia material, pero que ella que era la menor se iba a encargar de la tradición de recibir al Niño Visitante de Palencia. Decía ella que con su corta edad no sabía como hacerse cargo de esa responsabilidad, contaba que salía a vender quesos para reunir fondos para celebrar la bienvenida a los Niños Visitantes”.[5]

Conversamos con doña Clarita Jolón de López, quien para entonces tenía 55 años de ser la encargada principal de la romería del Niño Dios de Palencia, y nos contó: "Es una tradición que me dejaron mis abuelos y la vamos a mantener viva mientras Dios lo permita. Salimos de Palencia hace una semana y venimos de pueblo en pueblo, donde nos llaman y nos dan posada, como ha ocurrido durante muchos años nos esperan con cariño. Me acompañan mis hijos y aproximadamente un grupo de 25 personas. Anoche dormimos en Chichimecas, hoy venimos por Tacatón y estamos contentos de estar en Amatitlán".[6]

“Antes venían en la camioneta “La Reina de las Flores”, la que va para Guatemala. Entonces como por aquí pasaba, ahí en la puerta de nuestra casa, bajaban al Niño Dios y de una vez se quedaba. Lo traía el papá de don Virgilio. Ahora que yo me enfermé me preguntó mi sobrina, Coralia, ¿Ud que tiene?, y le dije que estaba triste porque ya no podía atender al Niño y estaba pensando en entregarlo. Entonces me preguntó si se lo dejaba a ella y, claro que si, pues así sigue estando en la familia. Así que ella es la encargada de dar todas las vueltas, aunque yo sigo aquí presente”, nos contó doña Toyina Peralta.[7]

“Era alegre. La gente venía de muchas partes, desde aldeas y caseríos cercanos hasta poblados bastante retirados de la costa o del altiplano. Como no habían buses, algunos llegaban en el tren. Otros venían montando caballos y bestias, con varios días de anticipación. Era una multitud la que se podía ver por toda la calle desde la estación hasta la plaza. Como abundaban los sitios y los traspatios de las casas, pedían posada y se les daba para que armaran donde quedarse a pasar la noche, generalmente sobre petates, y encendían fogatas para cocinar. La cosa era estar muy temprano frente a la iglesia, porque se hacían largas colas de personas que iban a saludar al Niño Dios”, me contó Josefina Gil Mazariegos de Fajardo, mi madre.

El programa de la Tradicional y Bicentenaria Feria de la Cruz de 1986, en el primer año del gobierno del alcalde municipal Juan Antonio De León Sánchez, indica que la Bienvenida de los Niños Visitantes se llevó a cabo el miércoles 30 de abril.

Es una verdadera pena que la Bienvenida a los Niños Visitantes es una actividad que algunas veces ha pasado desapercibida para la Municipalidad de Amatitlán y el Comité Organizador de la Tradicional Feria de la Cruz, pues no apareció en el programa oficial de feria en los años: 1991, 1992, y 1998.

El sábado 29 de abril de 1995, la Municipalidad presidida por la alcaldesa Mirla Julieta Flores de Alfaro develó sendas plaquetas en las casas de doña Basilia Paredes Ferrer de Aguilar y doña Dolores Aguilar de Peralta, por mantener vigente la Bienvenida a los Niños Visitantes.

En el 2001, tuve el privilegio de compartir con el Prof. Efraín Alfredo Guzmán Monasterio, historiador, la conducción del programa de Bienvenida a los Niños Visitantes.

En el 2002, con mucha tristeza por su fallecimiento, nos tocó darle la Bienvenida a los Niños lamentando la ausencia de doña Chila y don Efraín.

El 30 de abril de 2004, se celebraron los 125 años de la Tradición de Bienvenida a los Niños Visitantes, en la 3ª calle entre 1ª y 2ª avenidas del barrio San Juan, recibiéndolos don Arístides Aguilar y su hija Leticia Aguilar de Hernández quien es la principal anfitriona de la Imagen de Niño Dios de aldea Los Tecomates, Palencia.  La imagen de Niño Dios de Calderas sigue siendo recibida por la familia Peralta, siempre en el barrio La Cruz.  La delegación de aldea Los Tecomates y El Paraíso estaba encabezada por doña Clarita Jolón de López, a quien le acompañaban aproximadamente 35 personas entre ellos: Francisco Yucuté, Fernanda Pochon, Matilde del Carmen Díaz, Laura Hernández, Mayra López, Rafael Rodríguez y numerosos niños.  Indicaron que salieron de Palencia como a las siete de la mañana de un día anterior, llegando a Chichimecas como a la una de la tarde en donde fueron recibidos alegremente y pasaron la noche; para efectuar viaje en la madrugada del 30 de abril rumbo a Amatitlán, arribando a la Playa Principal del lago como a las nueve de la mañana.[8]

Patrimonio Cultural de Amatitlán

El 30 de abril de 2009, al cumplirse de 130 años de iniciarse esta festividad, la Municipalidad de Amatitlán presidida por el alcalde Mainor Guillermo Orellana Mazariegos declaró la tradición de los Niños Visitantes como “Patrimonio Cultural Intangible” por medio del Acuerdo Municipal 59-2009 y la entrega de pergaminos a: familia López Jolón (de Palencia), Virgilio García González (de Calderas), Leticia Aguilar de Hernández y Victorina Peralta Aguilar. Durante el acto especial estuvieron presentes: el historiador Dr. Fernando Urquizú, del Centro de Estudios Folklóricos de la USAC, el  párroco Héctor De León; así como el cronista Oscar Fajardo Gil, quien ha tenido el privilegio de ser el presentador oficial de la bienvenida a los Niños Visitantes desde el año 1998, aunque ha participado desde 1985.[9]

El 30 de abril de 2010, estuvieron presentes delegaciones de los colegios Liceo Mixto San Juan y Sagrada Familia, las Mengalas del Adulto Mayor, las bellas soberanas de la Feria: Señorita Flor de Mayo, Joan Contreras Gil; Primera Finalista, Pamela Guillen; Señorita Flor Silvestre, Sindy Madelen Arriaza; Sirena del Lago, Ingrid Xiomara Alfaro Ramírez, así como numerosos vecinos, quienes manifestaron de muchas maneras su alegría: con aplausos y sonrisas, con la quema de cohetillos y bombas pirotécnicas, con la elaboración de alfombras como la del colegio Ki'yba'al, regando las calles y adornando el frente de las casas.

La imagen del Niño de Calderas llegó a la casa de la familia Peralta y se anunció que no estaba presente doña Toyina, por estar padeciendo quebrantos de salud, así que su sobrina Cory López agradeció a los presentes. Pero sorpresivamente, luego de hacer una breve oración por su sanidad, apareció doña Toyina acompañada de familiares y llegó hasta el altar en donde muy emocionada pudo tomar en sus manos a la piadosa imagen infantil proveniente de Calderas.

La procesión se dirigió luego hasta la residencia de la familia Aguilar, en donde don Arístides Aguilar, su hija Leticia Aguilar de Hernández, y doña Clarita Jolón quien trae la imagen desde la aldea Los Tecomates, en Palencia, ya esperaban al Niño Dios. Ahí se dio gracias a Dios por las bendiciones recibidas durante el año, se guardó un minuto de silencio por quienes han sido llamados a la presencia de Nuestro Señor, recordando especialmente al Prof. Efraín Alfredo Guzmán Monasterio, a don Justo Aguilar, a dona Basilia Paredes Ferrer de Aguilar y a doña Toyita González de Aguilar, recientemente fallecida.

Las mengalas bailaron "Golosinas de Amatitlán" y otra melodía, el público presente cantó en coro "A la roro Niño" coordinado por Silvia Zamora, una oración comunitaria fue dirigida por la Profa. María Clara Mazariegos Samayoa, y la amenidad musical de la Banda Civil. Por invitación de don Arístides Aguilar, el director de www.amatitlanesasi.com, periodista Oscar Fajardo Gil, nuevamente se encargó de conducir el programa de bienvenida.[10]

El 30 de abril de 2011, vistosos trajes regionales fueron lucidos por el grupo folclórico Mengalas del Adulto Mayor, así como por el grupo "Dale fuerza a tu corazón", procedente de Hidalgo, México; participantes en el Encuentro Cultural del Adulto Mayor Guatemala-México. En la 3ª calle del barrio La Cruz, las Mengalas bailaron la canción tradicional "Golosinas de Amatitlán", mientras que las damas visitantes se lucieron bailando temas muy conocidos como La Negra, Alteñitas, y otras, además de cantar Canción Mixteca.

Los vecinos del barrio La Cruz entonaron la canción de cuna “A la ro ro Niño”. La banda de música acompañó la procesión desde la playa del lago. Delegaciones de alumnos de los colegios Sagrada Familia, San Juan, Forintel y Kiybal también tuvieron destacada participación. No podían hacer falta las alfombras de flores, los cohetillos y las bombas tronadoras, las calles regadas con agua, el aplauso emocionado y las oraciones fervorosas agradeciendo por las bendiciones recibidas y pidiendo por la paz, la justicia social y el bienestar de Amatitlán y de nuestra Patria Guatemala.

Esta bienvenida a los Niños Visitantes fue transmitida en directo por Oscar Fajardo Gil, con la colaboración de Francisco Girón Avendaño, a través de  www.radiomengala.com, y tuvo cobertura de www.amatitlanesasi.com, Lago TV y otros medios de comunicación social de la ciudad capital. Tanto la familia Peralta como la familia Aguilar aprovecharon la ocasión para agradecer a todas las personas y entidades que les brindan colaboración para realizar esta actividad, por lo que les hicieron entregas de plaquetas, diplomas y otros reconocimientos.[11]

Leticia Aguilar de Hernández dice: “Crecí en esta tradición. Fue algo muy bonito, cuando era niña, aquí a la casa venían 50 o 60 personas, la casa se llenaba de fogarones donde cocinaban, traían ellos sus caballos, era todo alegría. Pero cuando yo me casé y regresé a vivir con mi abuelita, en 1987, ya participé más directamente en la organización. Con mi papá Arístides Aguilar colaborábamos en hacer el adorno del anda, recibir a las personas, elaborar el altar, rezar el Santo Rosario por la noche, como lo seguimos haciendo con mi esposo y mis hijos. Ya en 1995 nos hicimos cargo completamente a raíz de la enfermedad y posterior fallecimiento de mi abuelita en el 2001. Dios todo lo provee, porque en años atrás había un comité que ayudaba a mi abuelita, entre quienes puedo mencionar a René Zamora, Antonio Suárez, y Blanca de Ardón, lamentablemente por situaciones personales ya no pudieron seguir colaborando. Hace como cinco años voluntariamente están colaborando los jóvenes Selvin Cortéz y Byron Salguero, así como Irma Díaz Ardón que desde hace varios años está con nosotros manteniendo la tradición”.[12]

Presente y Futuro del Niño Dios de Palencia

Doña Clarita nació el 12 de agosto de 1926, era hija de Benito Jolón y Juana Lemus, fue esposa de Cecilio López Urías (fallecido) quien heredó la imagen del Niño Dios de aldea Los Tecomates, Palencia, de su papá Segundo López, hace unos 75 años. Desde hacia varios años sus hijos Mario Alberto López Jolón, María Porfidia López Jolón de Rodríguez y Nery de Jesús López Jolón se hicieron cargo de las atenciones que requería la imagen del Niño Dios de Palencia, y son ellos ahora quienes reciben la herencia de mantener la tradición de la visita. Cuentan los familiares que antes realizaban el viaje a Amatitlán a pie, llevando alimentos en un caballito y al Niño Dios lo llevaban los mayordomos en hombros, tardándose 8 días en llegar.[13]

El 13 de abril 2012, a los 85 años de edad, falleció doña Clarita de Jesús Jolón Lemus de López que fue fiel a la tradición durante seis décadas. Lamentamos mucho no poder asistir al funeral debido a nuestro compromiso en la transmisión de la elección de Flor Silvestre a través de Lago Televisión.

El año 2012, el Niño Dios inició su recorrido el domingo 29 de abril en la casa de la difunta doña Clarita, cumplidos y rezados 9 días de su sensible fallecimiento; luego por las calles de Palencia en donde se formó una caravana de vehículos para recorrer aldea Don Justo, Santa Catarina Pinula; luego a la cumbre Las Manzanillas, hasta llegar a Aldea Chichimecas, Villa Canales, en donde les dan almuerzo y los reciben con marimba y banda hasta las 5 de la tarde. Ese día duermen en algunas casas de Chichimecas, cenan y sigue la fiesta durante la noche.

El lunes 30, muy temprano se llegó a la Aldea Guillén, de donde salió en procesión pasando por Tacatón, El Cerrito, El Salitre, puente de La Gloria, hasta la playa principal del lago. El Niño Dios de Palencia y el Niño Dios de Calderas son recibidos con mucha alegría por numerosos vecinos, autoridades municipales, reinas de belleza, mengalas, alumnos de colegios y feligresía católica, quienes con acompañamiento de abundantes cohetillos, bombas tronadoras y música de banda los llevan hasta el barrio La Cruz, en donde la familia de doña Victorina Peralta Aguilar recibe en su hogar al Niño Dios de Calderas, y la familia de don Arístides Aguilar Paredes y su hija Leticia Aguilar de Hernández reciben al Niño Dios de Palencia.

El martes 01 de mayo, a las siete de la mañana, Santa Misa en honor a los Niños Visitantes, este año rogando por el eterno descanso del alma de doña Clarita Jolón de López, por intención de Selvin Cortéz, familia Hernández Aguilar y colaboradores.

A las cinco de la tarde, a los acordes del alabado tradicional “A la roro Niño” da inicio la procesión del Niño de Los Tecomates, Palencia, desde la casa de la familia Hernández Aguilar hacia la casa de la familia Peralta Aguilar en donde se incorpora el Niño de Calderas. Impartiendo bendiciones durante su recorrido, pasando por el tricentenario Puente de la Gloria, colonias: Aceituno, Las Moliendas, Lomas del Capitán, Villas del Río, Unidas, 3ª y 4ª calles y 2ª avenida del barrio La Cruz, hasta ingresar al templo parroquial “San Juan Bautista” a las nueve de la noche.

El miércoles 02 de mayo, a las siete de la noche, Serenata en el atrio del templo parroquial en honor al Niño Dios de Amatitlán y los Niños Visitantes, ofrecida por las familias Nájera Mazariegos y Aceituno Mazariegos.

3 de Mayo

Día principal de la Tradicional y Bicentenaria Feria de la Cruz en honor al Niño Dios de Amatitlán. En la iglesia parroquial “San Juan Bautista”, a las ocho de la mañana se efectúa la Misa Solemne Concelebrada con la participación de cientos de feligreses de diversas poblaciones de Guatemala, e incluso de El Salvador, México, Honduras y otros países.

Aproximadamente a las diez de la mañana da inicio la procesión desde el templo parroquial hacia la playa principal del lago a donde llega a eso del mediodía. En su recorrido por la segunda avenida del barrio La Cruz es cargada en hombros por propios y extraños, acompañada por cientos de fieles quienes elaboran vistosas y creativas alfombras y queman bombas y cohetillos a su paso. Una multitud se congrega para presenciar el inicio de una de las más vistosas, coloridas e importantes procesiones acuáticas del mundo, la cual data del año 1947. La imagen del Niño Dios conocida como El Zarquito es instalada en una embarcación especialmente adornada para efectuar su recorrido por El Morlón y El Salitre hacia La Silla del Niño, en el Paso de los Órganos, en donde permanecerá hasta las seis de la tarde, cuando emprenda su retorno.

Mientras tanto, el la playa principal del lago permanecen las imágenes de los Niños Visitantes de Calderas y de Palencia, así como otras, recibiendo ofrenda y se dice que también “cuidándole la silla al Niño Dios de Amatitlán”.

A las seis de la tarde, retorno del Niño Dios “El Zarquito” en procesión acuática desde la Silla del Niño hacia la playa principal. Un maravilloso espectáculo en el que la oscuridad y el silencio de la noche dan paso a luminarias y bombas pirotécnicas que pintan de mil colores el cielo amatitlaneco y sus reflejos brillan sobre las aguas de nuestro lago, mientras abundan las exclamaciones de admiración, la quema de cohetillos, los aplausos y las oraciones por parte de numerosas personas presentes en los chalets de la colonia Progresista, en el viejo camino conocido como de La Barca, así como al pie del muelle o desembarcadero hasta donde llega para la venerada imagen para ser instalada en el anda sobre la que continuará su recorrido procesional hacia el centro de la ciudad.

Castillos y otros artefactos pirotécnicos, sin faltar los tradicionales toritos, son quemados durante el recorrido, causando la admiración de chicos y grandes. Finalmente la procesión del Zarquito, en la que participan los Niños Visitantes, retorna al templo parroquial aproximadamente a las diez de la noche.

Apuntes sobre el Niño Dios de Calderas

El Niño de Calderas sale de dicha aldea el 30 de abril y llega a Amatitlán el mismo día. Toma camino de regreso el 4 de mayo pero, asómbrense !!!, porque regresa a Calderas hasta el año siguiente, pues desde que sale de Amatitlán empieza a realizar visitas, casa por casa, por El Rincón, Eje Quemado y otros lugares.

En 1985 el encargado del Niño de Calderas era don Timoteo García.

En 1994 vino como encargado del Niño de Calderas don Virgilio García, acompañado por Bartola Alvizures, Bruno González y Paula González.[15]

Don Virgilio García González nació el 18 de mayo de 1934, falleció el 27 de julio de 2011.

A partir de este año 2012, tres representantes de la comunidad católica de la aldea se harán cargo de la imagen del Niño Dios de Calderas, siendo ellos: Margarita Albizures de González, su esposo Benigno González y Mirta Medina de Albizures.[16]


[3] Guzmán Monasterio, Efraín Alfredo. Revista Mengala, mayo 1995.
[4] Fajardo Gil, Oscar. Reportaje. Revista Panorama, mayo 2001.
[5] Fajardo Gil, Oscar. Entrevista 21 abril 2012.
[6] Fajardo Gil, Oscar. Entrevista www.amatitlanesasi.com, 30 abril 2008.
[7] Fajardo Gil, Oscar. Entrevista www.amatitlanesasi.com  30 abril 2011.
[8] Fajardo Gil, Oscar. Libro Crónicas de Nuestro Pueblo, septiembre 2009.
[9] Fajardo Gil, Oscar. Reportaje www.amatitlanesasi.com mayo 2009.
[10] Fajardo Gil, Oscar. Reportaje www.amatitlanesasi.com mayo 2010.
[11] Fajardo Gil, Oscar. Reportaje www.amatitlanesasi.com 01 mayo 2011
[12] Fajardo Gil, Oscar. Entrevista 21 abril 2012.
[13] Arévalo, Vivian Sucely. Municipalidad de Palencia. 24 abril 2012.
[15] Guzmán Monasterio, Efraín Alfredo. Revista Mengala, mayo 1995.
[16] Fajardo Gil, Oscar. Entrevista telefónica 28 abril 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Las opiniones de nuestros distinguidos visitantes son BIENVENIDAS. Por favor, respetemos a los demás. Todo comentario ofensivo o denigrante será censurado. EL RESPETO AL DERECHO AJENO ES LA PAZ.