domingo, 21 de agosto de 2016

TEMPLO PARROQUIAL DE AMATITLÁN NUEVAMENTE AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD

El templo parroquial de la Ciudad de Amatitlán abrió nuevamente sus puertas a la feligresía el sábado 20 de agosto 2016, luego de los trabajos de restauración que obligaron a cerrarlo en el mes de octubre del año pasado.


Por tal motivo se celebró un solemne Te Deum a las siete de la noche, el cual fue presidido por el presbítero Gustavo Montenegro, párroco de la comunidad. En el altar principal fue colocada la imagen de San Juan Bautista, patrono de Amatitlán, de manera temporal ya que posteriormente será instalada ahí la imagen de la Virgen del Rosario, como ha ocurrido la mayor parte del tiempo en este templo edificado por la Orden de los Dominicos.


Cientos de personas llegaron para participar en la celebración por los trabajos efectuados durante diez meses: instalación de nuevo techo con estructura de hierro y cobertura de teja de barro, incluyendo reforzamiento general de bases de ladrillo (corona), instalación de nuevo piso cerámico, reforzamiento de muro lateral, limpieza general de muros internos y pintura general del interior, instalación de nueva red de energía eléctrica con cableado independiente e iluminación ornamental, para anotar a grandes rasgos lo más evidente.


Entre los invitados se pudo notar la presencia del ex-alcalde municipal Mainor Guillermo Orellana (2008-2016) acompañado de su esposa, así como de la alcaldesa municipal Mara Marroquín Flores (2016-2020) acompañada de miembros de la actual corporación edilicia.

Una obra de grandes dimensiones, y alto costo, aproximadamente dos millones de quetzales, que estaba pendiente de efectuarse desde hace varios años. Ahora ha sido posible con el visto bueno del párroco Montenegro, la coordinación de un Comité de Restauración presidido y liderado por Enrique Aguilar Roy, contando con la valiosa asesoría profesional del Arq. Víctor Sandoval, con amplia experiencia en programas de restauración de inmuebles históricos. No ha sido tarea fácil pues la antigüedad del templo amatitlaneco requirió altos estándares de calidad en los materiales empleados, y por lo tanto una inversión mayor, además de depender de la recaudación pública así como de importantes donativos, como los de Cooperativa UPA y la Municipalidad de Amatitlán. Gracias a la Misericordia de Dios, y al aporte de muchas personas, se logró el objetivo.


Aún quedan pendientes algunos trabajos, los cuales se confía en poder terminar en los próximos meses, así como emprender la restauración de otros salones y áreas del complejo parroquial.


Como era de esperarse, en nombre de la comunidad católica, el padre Gustavo Montenegro hizo entrega de un reconocimiento de gratitud al Sr. Enrique Aguilar Roy por la dedicación y entrega en el cumplimiento de la misión de restauración del multicentenario templo parroquial San Juan Bautista de Amatitlán.

Para cerrar la actividad inaugural, el Quinteto Música Sacra ofreció un concierto como precioso broche musical. Es oportuno anotar también la participación artística previa del Coro Parroquial, así como del saxofonista Tato Diéguez Pineda.


El edificio más antiguo de la ciudad de Amatitlán, con más de 350 años desde su fundación, luce esplendoroso y magnífico gracias a la restauración de la que ha sido objeto en la segunda década del Siglo XXI. Todo honor y toda gloria sean para Dios Padre, Todopoderoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Las opiniones de nuestros distinguidos visitantes son BIENVENIDAS. Por favor, respetemos a los demás. Todo comentario ofensivo o denigrante será censurado. EL RESPETO AL DERECHO AJENO ES LA PAZ.